M3

Gustav Klimt.- La forma  

La forma son todas aquellas características específicas de algo (ya sea tangible o abstracto) que lo hacen reconocible gracias a lo que nuestros ojos ven y a nuestros conocimientos previos.

 Hay distintas maneras de tratar la forma. Gustav Klimt, a grandes rasgos, lo hacía así:

El pintor dibujaba sobre todo seres humanos (en la mayoría de los casos mujeres), aparte de los otros elementos que les rodean. Según la temática del cuadro, el valor de las formas era representativo o expresivo.

En los retratos de mujeres, representa fielmente el aspecto real de cada una de ellas, la postura que tenían cuando las dibujó: quietas, inmutables, con todos sus rasgos faciales y características personales (pelo, piel, ropa).

Retrato de Margaret Stonborough-Wittgenstein, Gustav Klimt (1905)

Pero en la mayoría de sus cuadros, las mujeres aparecen con un alto valor expresivo, las líneas de sus cuerpos se extienden o retuercen, representando su felicidad, libertad, sus malas intenciones o incluso el caos al que están sometidas.

Fish Blood, Gustav Klimt (1898)

 

Detalle de la obra: The Beethoven Frieze: The Hostil Powers, Gustav K.  (1902)

  

Muerte y vida, Gustav Klimt (1916).

Las mujeres de este tipo de pinturas no tienen detalles que las haga reconocibles como mujeres del mundo real. Los demás elementos compositivos de este tipo de obras actúan de la misma forma: las serpientes que se enroscan en el pelo o los hombres que poseen a las mujeres.

El beso, Gustav Klimt (1907)

Respecto al nivel de fidelidad de los elementos dibujados con relación a la realidad, se podría decir que Gustav Klimt utiliza de igual manera elementos figurativos (representan elementos del mundo real:mujeres, hombres, cadáveres, serpientes) y abstractos, como el entorno que los envuelve. Según su textura o la disposición de los puntos y los elementos geométricos, de su color, de su posición en el espacio, le dan un significado u otro a la totalidad de la composición. Rigidez o suavidad, estatismo o movimiento, complejidad o sencillez.

Retrato de Adele Bonch-Bauer, Gustav Klimt (1907).

Mäda Primavesi, Gustav Klimt (1912).

Pero ante todo, La Forma tratada por Gustav Klimt tiene un valor estético. Su intención no es enseñarnos algo de la manera más sencilla posible. Se esmera mucho en embellecer o afear a las personas y a su entorno, con elementos decorativos, colores, etc.

En un principio me costó diferenciar algunas formas en las pinturas de Gustav Klimt. Esto es debido a la diferencia de intereses del autor y los míos. En la siguiente obra, no fui capaz de ver que la mujer estaba orinando hasta que leí un comentario al respecto. Para mí, en un principio, tantas burbujas y círculos dorados, eran otro elemento decorativo.

Dánae, gustav Klimt (1907).

Por tanto, las pinturas de Gustav Klimt no se componen de formas precisamente simples, porque sólo cuando alcanzas a reconocerlas, eres capaz de describirlas y recordarlas. Hay demasiados elementos ajenos a la forma esencial que llaman la atención, impidiendo verla de manera directa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s